Sede Riachuelo, educación y medioambiente
Foto ilustrativa

Por Ricardo Serra. Vicerrector - Decano del Departamento de Ambiente y Turismo | UNDAV

Cuidar el ambiente, recuperar lo dañado y preservar la naturaleza hacia el futuro fue una de las premisas desde los inicios de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), cuando, hace 10 años, comenzaba el dictado de las carreras ambientales.

Cuando nosotros y nosotras defendemos la Sede Riachuelo, reafirmamos esos principios. Allí el Estado debe desarrollar políticas públicas en bien de todos: la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) aplica y controla el plan de saneamiento integral; el Museo del Riachuelo recuerda y honra a miles de trabajadores/as y a sus familias, que en la región forjaron el desarrollo nacional; y la UNDAV suma su capital humano e infraestructura generando educación pública y participación comunitaria. Esos tres puntos de apoyo darán respuesta a nuestros ciudadanos y a nuestras ciudadanas, una mejor calidad de vida y tranquilidad a las futuras generaciones sobre el mundo que vivirán.

Seguiremos luchando por ello, exigiendo el cumplimiento de la palabra empeñada. Sabemos que estamos en el camino correcto. Tarde o temprano, quienes se nieguen a aportar soluciones a un desarrollo sostenible de nuestra casa común, no serán escuchados/as.



Diciembre 2020 | Edición #90