COVID-19: la distancia entre personas, nos acerca a la salud
Foto ilustrativa

Por Mg. Miriam del Tránsito Galván

Hoy que el coronavirus o COVID-19 circula entre la comunidad, de manera silenciosa y no visible, tenemos que estar atentos/as y alertas, sabiendo que, aunque no se vea, el virus busca la oportunidad para infectar y enfermar ingresando al organismo fundamentalmente por vías aéreas. Esa vía de transmisión puede “romperse”, o bien se puede disminuir el riesgo de contagio, con el distanciamiento entre las personas -de al menos 2 metros-. Hoy, la distancia acerca la salud.

Usar barbijo, cubriendo nariz y boca, se considera de valor significativo para que, al hablar y comunicarnos, evitemos la transmisión del virus a través de las gotitas de flügge que todas las personas eliminamos al hablar, respirar, toser o estornudar. El virus puede estar presente en las secreciones salivales, vía bucal y/o respiratoria, sin dar síntomas -conocido como “asintomático”- y, por dicho motivo, no saber que se está transmitiendo el COVID-19 a otra persona que puede estar vulnerable o susceptible de enfermar, por múltiples razones.

Los lugares cerrados y el agrupamiento de personas aumentan el riesgo de contagio, aún más si no se respeta el uso de barbijo y el distanciamiento entre cada individuo.

El lavado de manos, con agua y jabón, alcohol en gel o vaporizado, se torna muy necesario para que al tocar la boca, la nariz o los ojos se realice en condiciones de higiene segura. Por ello, éste debe realizarse siempre, antes de comer, luego de limpiarse la nariz, antes de retirarse del baño, luego de manipular bolsas de compras y de tocar cualquier objeto de uso frecuente por otros, como picaportes de puertas, ya que pueden estar contaminados.

Se puede señalar como hábitos saludables para disminuir la posibilidad de contagio durante este tiempo de pandemia al aislamiento social -saliendo sólo cuando sea necesario y se justifique el riesgo-, mantener distanciamiento entre personas, uso de barbijo, lavado de manos frecuente (especialmente en situaciones donde la contaminación de las mismas es mayor), toser en el pliegue del codo y saludar sin contacto. Todas ellas son medidas de prevención para no infectarnos y promocionan la salud.

Por eso, nuevamente afirmamos que la distancia acerca salud. La UNDAV te cuida y te sugiere que para disminuir el riesgo de contraer COVID-19 es importante:
• Distanciamiento social: evitá reuniones, eventos y salir de casa en general, excepto para actividades absolutamente esenciales. Mantené distanciamiento entre personas, al menos de dos metros.
• Mantené la higiene de tus manos lavándolas regularmente con agua y jabón o colocando alcohol en gel.
• Limpiá periódicamente las superficies y los objetos que usás todos los días.
• Ventilá todos los ambientes de tu casa y de los espacios de trabajo.
• Usá tapaboca o barbijo casero si tenés que salir de tu casa.


Octubre 2020 | Edición #88