Historias de la ciudad

Avellaneda y el deporte
Foto ilustrativa

Cualquier turista quedaría atónito. Gira la cabeza hacia un lado y una mole cilíndrica celeste y blanca irrumpe ante sus ojos. Cambia la mirada hacia la dirección contraria y enseguida aparece el rojo vivo de otro estadio grande y moderno. Un puñado de metros divide a Racing e Independiente, los dos gigantes del fútbol de Avellaneda.

Una rica parte del deporte argentino sentó sus bases en la ciudad. José María Gatica es uno de los más grandes ejemplos. El carismático “Mono” pasó de ser lustrabotas a convertirse en una leyenda del boxeo argentino. Delfo Cabrera, el histórico maratonista que escribió una página de gloria del deporte nacional al obtener la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Londres 1948 también creció en Avellaneda.

Y si de fútbol se trata, Roberto Perfumo, oriundo de Sarandí, con la Academia o Ricardo Bochini (aunque nació en Zárate), que se hizo profeta del Rojo, son sólo algunos de los que dejaron su huella imborrable en la identidad deportiva de la Ciudad. Fuente: MdA.

Diciembre 2019 | Edición #81