Editorial
#OrgulloUNDAV

Por Ing. Jorge Calzoni | Rector de la Universidad Nacional de Avellaneda

Se termina el año, nuestro noveno año, con la satisfacción de nuevas colaciones de grado y posgrado. Lxs chicxs me dicen todo el tiempo “orgullo UNDAV”, lo escriben en sus publicaciones en las redes sociales, lo multiplican, lo potencian y lo fortalecen en cada graduadx.

Lxs docentes y nodocentes, nuestros estudiantes, todas y todos, sentimos el orgullo UNDAV. Es el orgullo de ser y pertenecer pero, sobre todas las cosas, el orgullo de ser parte de una construcción colectiva en serio. Pertenecemos porque somos, y somos orgullosamente UNDAV.

Un fin de año donde asumirá un nuevo Gobierno abrigando muchas expectativas y esperanzas, para dejar de lado la pesadilla de un gobierno que le dio la espalda a la educación pública. Eligió, incluso, a los gremios docentes como enemigos en esa lógica binaria que los caracterizó y todas sus propuestas quedaron en simples eslóganes que, como tantos otros, carecieron de sustancia, contenido y, por supuesto, de aplicación concreta en la realidad.

Es fundamental el pensamiento crítico para no caer en facilismos futuros; comprender que una elección ganada debería generar más responsabilidades, más respeto por los derechos de todxs, en lugar de la soberbia de creer que se puede hacer cualquier cosa y que no habrá consecuencias, tal como ha sucedido tantas veces en nuestra historia democrática. Es insoslayable recuperar el valor de la palabra y los principios democráticos, el respeto por la diversidad y la solidaridad para incluir a los/as excluidos/as.

Es el amor y la pasión el vehículo existencial que nos conduce a través de las ideas para construir una sociedad más equitativa y más libre, nunca el odio y, mucho menos, el odio de clase.

Un fin de año complejo en nuestra América Latina. Chile, Bolivia y Ecuador son ejemplos de políticas QUE DEBERÍAMOS DESTERRAR PARA SIEMPRE. Políticas económicas que agudizan la desigualdad, herencias autoritarias que perduran obcecadamente en constituciones que conservan el status quo y, por si fuera poco, golpes de estados, ya no sólo ‘militares’ o ‘cívico-militares’, sino con una enorme dosis de violencia. La diferencia es que hoy es más difícil de ocultar lo que sucede, no les basta con medios de comunicación afines o una justicia adicta; hoy los pueblos tienen otras herramientas y el pueblo argentino dio una muestra de compromiso y solidaridad para con el pueblo boliviano en las calles y en las redes, a pesar de la incomprensible respuesta del Gobierno (para ser generosos en la definición).

Cerramos el año inaugurando laboratorios y espacios para nuestrxs investigadores/as. Cerramos el año creando el Instituto del Conurbano; le hemos pedido a Eduardo Rinesi que lo apadrine ya que la UNGS cuenta con un reconocido Instituto del Conurbano que nos inspiró para crearlo aquí en el sur del mismo.

La idea es integrar allí los diversos observatorios, interrelacionar investigaciones, proyectos de extensión universitaria y diferentes capacitaciones, cumpliendo con la misión de ‘transferencia’ que describe nuestro estatuto. Convocaremos a diferentes actores de la comunidad: referentes políticos, sociales, gremiales e institucionales que manifiesten su compromiso con la UNDAV y quieran aportar a los principios y valores que hemos y seguiremos defendiendo, con nuestros mejores deseos de un presente y futuro mejor.

¡Muy felices fiestas!

Diciembre 2019 | Edición #81