Hecho en Argentina

Industricidio en democracia
Foto ilustrativa

Por Carolina Muzi

Apogeo, Electra, Ciudadela son marcas que cualquiera podría mencionar si le preguntan por medias de fabricación nacional. “El sector textil es de los más castigados”, comenta Eugenia Fineschi, estudiante de Diseño en UNDAV y empleada de una lencería en Bernal allí donde, a diario, debe decir: no se fabrican más. “Cierran 25 pymes por día!”, acota.

BGH, suena a calor cuando está por empezar el frío, Hitachi a tecnología japonesa con fabricación local. Motomel, Canale, Ilolai, Adidas, Alpargatas, Topper, Bangho, mezclan una serie de rubros que van de las góndolas al calzado pasando por las galletitas. Se pueden sumar las máquinas de coser Singer o Metalpar, fábrica de chasis de colectivos. Denominador común: todas cerraron, total o parcialmente en los últimos 18 meses. “Sin ir más lejos la Gráfica Vichini, de Wilde”, suma Patricio Cabrera otra vuelta de cordón a esta asfixia con un dato de SIPA / Sistema Integrado Previsional Argentino: “Ya a fin de 2018 alertaban que habían cerrado 1328 industrias manufactureras”.

La industrialización como un proceso social y político antes que tecno productivo, en nuestros países de la Patria Grande, fue posible en la medida en que se verificaron grandes programas políticos de transformación basados en la expansión de derechos sociales, económicos, laborales, civiles, políticos y culturales”, señala el economista Claudio Casparrino en un texto para la materia Historia de la Industria: Dictadura y desindustrialización.

Hoy, los agujeros que dinamitaron a la producción nacional cubren “una escala que va de las góndolas de supermercado hasta carrocerías de colectivos: Metalpar cerró y dejó a 600 trabajadores en la calle, que engrosan el 9.1 % de índice de desocupación que cayó en el primer trimestre, en comparación con 2018, según los últimos datos de INDEC. Superan el 1.750.000 las personas que perdieron su trabajo en el país”, suma Carina Tarré.

El objetivo de deconstruir la noción de industricidio actual en relación al anterior que ejecutaron los socios civiles de la dictadura y completó el gobierno neoliberal de los 90 ocupará esta columna en los próximos meses. Lo haremos en plural y enfocando aquello que nos involucra y extrañamos en la mesa, en la ropa, las herramientas, los útiles y en el trabajo que también falta: la soberanía.

Mayo 2019 | Edición #74