Mirada internacional

La construcción de un nuevo enemigo

Por Pedro Brieger*

El ataque supremacista perpetrado en Nueva Zelanda el viernes 15 de marzo se enmarca en el odio y la islamofobia que venimos señalando hace casi 30 años y que se ha expandido por todo el mundo. Esto hay que comprenderlo siempre en el marco de la caída del Muro de Berlín, la desaparición del enemigo soviético -el “cuco” comunista- y la aparición de uno nuevo: el islam. Es algo que se señaló justamente cuando desapareció la Unión Soviética, que desde los EEUU se estaba construyendo un nuevo enemigo, básicamente con ríos de tinta, contra lo que es el islam.

La construcción de un nuevo enemigo es algo muy sutil y no siempre se hace de manera directa. A modo de ejemplo, es cuando se empieza a decir que vamos a deportar a un “delincuente peruano” y se comienza a estigmatizar a toda una colectividad. Del mismo modo que en muchos casos se plantea que son los musulmanes los que han perpetrado ataques terroristas o se señala permanentemente el tema de los ataques suicidas como si fuera algo inherente al islam.

Todos estos aspectos nos sirven para comprender cómo se va construyendo la demonización de una colectividad, a veces de manera muy directa y otras en forma sutil. Y esto puede llevar a masacres como en Nueva Zelanda donde alguien ingresó en una mezquita y arrasó con quien fuera.

* Fragmentos de su columna radial en el programa Vivís la UNDAV Edición Sábados (emisión del 16/3/2019). Escuchálo todos los sábados, de 9 a 12, por FM 90.3 Radio UNDAV.

Abril 2019 | Edición #73