UNDAV Accesible

El derecho a la lectura
Foto ilustrativa

Por Natalia Rodríguez*

En oportunidades, en las que hemos querido indagar sobre las representaciones que tienen los/as estudiantes respecto a la Universidad, una de las primeras palabras en aparecer es: “textos”, “leer muchos textos”. Y a decir verdad, es real que transitar la educación superior implica leer mucho. Sin embargo, no todos/as accedemos a la información de la misma manera.

Son muchas las personas que, por distintas razones, necesitan que el material de lectura esté en formato accesible. No obstante, no existe una única manera de lograr que un documento escrito sea accesible -en el mismo grado- para todos/as.

Hay personas ciegas o que no pueden manipular textos, que necesitan que éstos sean compatibles con lectores de pantallas. Otras, que por su baja visión, requieren que haya contrastes de colores entre letras y fondos e incluso que se atienda a que la tipología, el tamaño, el grosor y el estilo cumplan ciertos parámetros determinados. También están las personas que necesitan que los materiales de estudio sean diseñados bajo las técnicas de lenguaje claro y/o lectura fácil, ya sea adaptando un texto original a un nuevo enunciado que lo complementa pero no lo sustituye o creando una única versión que intente ser lo más clara posible para la mayor cantidad de personas. En general, este tipo de textos facilita el acceso a la información de personas con discapacidad intelectual, adultos/as mayores que pierden la memoria, personas Sordas con bajo dominio de la lengua hegemónica escrita (que también pueden acceder a textos en lengua de señas), personas extranjeras que no tienen dominio de la lengua del país al que arriban, etc.

Es por ello que desde el Programa de Accesibilidad y Discapacidad perteneciente a la Secretaría de Bienestar Universitario trabajamos a diario junto a docentes y estudiantes, en articulación con la Biblioteca de la UNDAV, dependiente de la Secretaría Académica, para poder garantizar el acceso a los textos, mediante la digitalización, corrección y adaptación de la bibliografía, ya que entendemos que garantizar el derecho a la educación superior implica también garantizar el acceso a los materiales de estudio que cumplan con las condiciones específicas y acordes a nuestra comunidad educativa.

* Coordinadora del Programa de Accesibilidad y Discapacidad - SBU UNDAV.



Octubre 2021 | Edición #98